sábado, 5 de mayo de 2012

El pequeño guardián y Otro

0
Sus ojitos parpadeantes no querían cerrarse. Bostezo. Las figuritas danzarinas y la nana mal tarareada de su padre, tu, le adormilaba. Est...